El sonido que proporciona el previo es tan limpio que se produce un extraño efecto  de silencio. La dinámica es impresionante, la interferencia entre agudos, medios y graves es mínima. Los graves son tan rápidos que no hay síntomas de descontrol por parte de los altavoces.

La respuesta de señal a onda cuadrada en el amplificador de línea es absolutamente proporcionada entre las frecuencias de 15 Hz a 50 kHz. En sinusoide es lineal desde los 10 Hz hasta  los 300kHz, respondiendo desde los 4Hz hasta 500kHz, con una distorsión no superior a 0,05%.

El pre-amplificador

Audición

Especificaciones